Existen distintos tipos de férulas, según el objetivo que persigamos. Una de las más comunes es la férula de descarga, especialmente utilizada por pacientes con bruxismo.

Estos pacientes ejercen una presión en su mandíbula de forma involuntaria que resulta perjudicial para la salud de las piezas dentales y otras cuestiones asociadas.

Para tratar este tipo de patología se utilizan estas férulas de descarga, hechas a medida,  para que esa fricción entre dientes no resulte agresiva para las piezas.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted